Nuestra cocina

Desde Serveis Educatius Cavall de Cartró disponemos de un departamento de Dietética y Nutrición, que garantiza la calidad de la alimentación de los niños, haciendo un seguimiento y control de los alimentos y de los menús del día a día.

Trabajamos para proporcionar un gran abanico de menús, ofreciendo todas las desviaciones necesarias para proporcionar menús aptos para todo tipo de alergias y/o intolerancias, los cuales se elaboran en base al certificado médico aportado por las familias. Debido a la existencia de estas necesidades, posibilitamos la seguridad en la administración de las comidas, eliminando el aislamiento de los niños que deban comer menús adaptados, con el objetivo de fomentar un ambiente de normalidad entre los más pequeños. Para garantizar un buen control en nuestras cocinas disponemos de una empresa externa que realiza auditorías trimestralmente y un departamento de Seguridad Alimentaria.

El servicio de comedor en las escuelas infantiles elabora los siguientes tipos de menús, recomendados por la Agencia de Salud Pública de la Generalitat de Catalunya, que pueden variar según las peculiaridades del centro:

  • Menú triturado de verduras + pollo / ternera / pescado
  • Menú transición de triturado en entero
  • Menú entero
  • Menú según alergias o intolerancias

Todos estos menús están elaborados en base a las recomendaciones para la alimentación en la primera infancia (de 0 a 3 años) y en los principios de seguridad alimentaria y nutrición de la empresa basado en las 3S (seguridad, sostenibilidad y saludable).

El rato de comedor se considera un espacio educativo más del centro, donde se trabaja con la misma línea pedagógica basada en el respeto al niño y el acompañamiento para lograr la autonomía. Se tiene cuidado en la presentación de la comida a los niños y niñas, y se les invita a elegir las cantidades que quieren comer, siempre garantizando una buena alimentación. Al tiempo que disponemos de carros aptos para que ellos mismos hagan un rechazo adecuado de los materiales empleados durante las comidas, consiguiendo de esta manera que los restos de comida vayan al cubo de los desperdicios, y los útiles empleados se separen adecuadamente.