Los niños y niñas

“Una mirada diferente, más abierta y respetuosa”

Nos basamos en el respeto a las niñas y niños como personas, como seres únicos que establecen relaciones y que influyen en los acontecimientos de su entorno. Todos y cada uno de los ellos son atendidos en su diversidad, en un clima de valoración y de respeto y de comprensión de las diferencias.

Observar y escuchar lo que manifiestan (reacciones, demandas, gestos, silencios, acciones) para poder dar una respuesta individualizada, para saber qué les pasa, para acompañarlos y darles la oportunidad de conocerse a él/ella mismo/a. Acompañamos el crecimiento de cada niño y, sobre todo, valoramos y apoyamos su autonomía, proporcionando respuestas que le aporten seguridad.

Ofrecemos propuestas de actividades en función de sus intereses, sin seguir estereotipos sociales vinculados al género. Por todo ello damos especial relevancia al lenguaje, a la finalidad de los materiales a las estancias, y en los patios de nuestras escuelas infantiles, y en el uso compartido y plural de los espacios. Somos muy cuidadosos tanto con los mensajes e imágenes de los cuentos que contamos, como en las propuestas que ofrecemos a los niños y niñas.

Creemos en ellos como seres activos, protagonistas de su propio aprendizaje, poseedores de una disponibilidad natural para explorar el entorno que les rodea.

Las niñas y niños tienen muchos recursos y un gran potencial para descubrir, crear, sentir y en definitiva aprender de manera espontánea.